Pagina Principal

 

 

  Arquidiócesis de Chicago

Obeservancia diaria de la Novena en preparación para la celebración de La Inmaculada ConcepciÓn

Notas:

  • Se espera que esta observancia tome lugar después de la celebración diaria de la Misa durante los ocho días anteriores a la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, y en el día mismo de la Solemnidad.
  • Esta Novena puede ser rezada en reuniones de grupos parroquiales más pequeños.
  • La Novena se inicia el día 30 de Noviembre 2004.
  • Es recomendable rezarla después de la bendición final de la Misa.

Después de la bendición final, el celebrante invita a las personas a arrodillarse y les guía en la recitación de 3 Aves Marías.

Después de las tres Aveas Marías, puede cantarse o recitarse La Salve (que generalmente se encuentra en los libros Católicos de cantos litúrgicos), o se puede usar algún otro himno o canto Mariano como Ave, Ave, María.

Después de la Salve, el celebrante concluye con la siguiente oración:

Martes 30 de Noviembre

Dios de la antiguas promesas,

en la Virgen María plantaste la semilla del retoño de Jesé,

Cristo Jesús y salvador nuestro.

Al prepararnos para celebrar su Inmacula Concepción,

que aumente en nosotros la apertura a la gracia que nos ofreces.

Pedimos todo esto por medio de aquél cuya venida es segura y cuyo día se acerca, Cristo nuestro Señor. Amén.

Miércoles, Dicimbre 1, 2004

Oh Dios, de quien esperamos la salvación,

tú que nos has dado a María como madre de aquél que satisface toda hambre,

ayúdanos a prepararnos dignamente para la Solemnidad de su Inmaculada Concepción.

Pedimos todo esto por medio de aquél cuya venida es segura y cuyo día se acerca, Cristo nuestro Señor. Amén.

Jueves 2 de Diciembre, 2004

Oh Dios, roca eterna de salvación,

la Virgen María aceptó tu voluntad como la suya, haciéndose Madre de la Palabra encarnada en ella. Que al prepararnos para celebrar su Inmaculada Concepción, nos ayude a imitar su ejemplo para aceptar tu voluntad en nuestras vidas.

Pedimos todo esto por medio de aquél cuya venida es segura y cuyo día se acerca, Cristo nuestro Señor. Amén.

Viernes 3 de Diciembre, 2004

Señor, Dios nuestro,

la Santísima Virgen María se regocijó en ti,

la bendecida del pueblo de Israel.

Que nosotros, tu pueblo, encontremos la misma alegría

mientras nos preparamos para la Solemnidad de su Inmcaulada Concepción.

Pedimos todo esto por medio de aquél cuya venida es segura y cuyo día se acerca, Cristo nuestro Señor. Amén.

Sábado 4 de Diciembre, 2004

Dios eterno,

que por medio de la Virgen enviaste a tu único Hijo, nuestro Salvador y Maestro,

quien nos dio el Pan de vida eterna.

Que nuestra preparación para la Solemnidad de su Inmaculada Concepción nos ayude a esperar en las promesas de tu gloria.

Pedimos todo esto por medio de aquél cuya venida es segura y cuyo día se acerca, Cristo nuestro Señor. Amén.

Domingo 5 de Diciembre 2004

Padre del cielo,

la alvorada de tu reino llegó a este mundo

cuando tu Hijo se hizo carne en el vientre de la Virgen María.

En tanto que nosotros, tu pueblo, nos preparamos para celebrar su Inmaculada Concepción, llénanos con la esperanza y la alegría que nos ofrece tu reinado.

Pedimos todo esto por medio de aquél cuya venida es segura y cuyo día se acerca, Cristo nuestro Señor. Amén.

Lunes 6 de Diciembre 2004

Señor Dios de todas las naciones,

por medio de tu Hijo, nos ha sido anunciada la promesa de salvación.

Que esa promesa nos fortalezca al prepararnos para celebrar

la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María.

Pedimos todo esto por medio de aquél cuya venida es segura y cuyo día se acerca, Cristo nuestro Señor. Amén.

Martes 7 de Diciembre 2004

Dios nuestro, pastor eterno de nuestras almas,

en la Virgen María, Cristo Jesús se encarnó para realizar la promesa de permanecer siempre con su pueblo. En esta víspera de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, ayúdanos a reconocer una vez más tu precencia en medio de nosotros.

Pedimos todo esto por medio de aquél cuya venida es segura y cuyo día se acerca, Cristo nuestro Señor. Amén.

Miércoles 8 de Diciembre 2004

Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,

desde toda la eternidad nos escogiste por medio de tu Hijo engendrado de la Santísima Virgen María, y por medio de su humildad y sencilléz nos has heredado al Salvador del Mundo.

En esta Solemnidad de la Inmacula Concepción de la Santísima Virgen María, ayúdanos a seguir su ejemplo, vaciándonos de nosotros mismos para que tú nos llenes de acuerdo a tu voluntad.

Pedimos todo esto por medio de aquél cuya venida es segura y cuyo día se acerca, Cristo nuestro Señor. Amén.

Novena en la Parroquia o Vicariato en preparación para la celebración de la Inmaculada Concepción

Notas:

  • Se espera que ésta observancia tome lugar después de la celebración diaria de la Misa durante los ocho días anteriores a la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, y en el día mismo de la Solemnidad.
  • Esta Novena se inicia el día 30 de Noviembre 2004.
  • Animamos a las parroquias a usar este modelo de novena y adapatrlo a sus comunidades.
  • Para la ambientación puede usarse alguna estatua o imagen de la Santísima Virgen.
  • Los siguientes ministros serán necesitados: Cantor / Coro, Monaguillos, Lectores, Ministro que hace las peticiones, Ujieres / Ministros de Hospitalidad.

Canto Inicial y Ritos Introductorios

El sacerdote, usando el palio, trae el Santísimo Sacramento del tabernáculo al altar mientras se canta el himno inicial. Los monaguillos lo acompañan con velas encendidas.

Si se usa la custodia, el celebrante incensa el Sacramento antes de ir a la silla presidencial.

Saludo y Oración de Apertura

Celebrante: La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y de Jesucristo, el Señor, estén con todos ustedes.

Todos: Y con tu espíritu.

Celebrante: Oremos:

Dios todopoderoso y eterno,

Que en Cristo tu Hijo has manifestado al mundo tu gloria.

Al preparase tu Iglesia para celebrar la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, ayúdale a preservar la fe y traer tu salvación a todos tus hijos e hijas por doquier. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

Todos se sientan para el Salmo.

Salmodia

  • Cada noche, uno o más de los siguientes salmos responsoriales son cantados;
  • generalmente se pueden encontrar estos salmos en los libros Católicos de cantos litúrgicos.
  • Debe hacerse un silencio meditativo después del salmo o de cada salmo.

Martes 30 de Noviembre: Salmo 42; Salmo 45; Salmo 80

Miércoles 1 de Diciembre: Salmo 95; Salmo 93; Samo 98

Jueves 2 de Diciembre: Salmo 8; Salmo 16; Salmo 18

Viernes 3 de Diciembre: Salmo 19; Salmo 51; Salmo 23

Sábado 4 de Diciembre: Salmo 27; Salmo 30; Salmo 63

Domingo 5 de Diciembre: Salmo 118; Salmo 103; Salmo 80

Lunes 6 de Diciembre: Salmo 130; Salmo 136; Salmo 16

Martes 7 de Diciembre: Salmo 146; Salmo 95; Salmo 103

Miércoles 8 de Diciembre: Salmo 22; Salmo 127; Efesios 1: 3-10

Lectura de la Palabra de Dios

La lectura se hace después del salmo

Martes 30 de Noviembre: 2 Samuel 7: 1-5, 8-11,16

Miércoles 1 de Diciembre: Gálatas 4: 4-7

Jueves 2 de Diciembre: Apocalipsis 11: 19, 12: 1-6, 10

Viernes 3 de Diciembre: Génesis 3: 9-15, 20

Sábado 4 de Diciembre: Géneis 12: 1-7

Domingo 5 de Diciembre: Lucas 1: 39-47

Lunes 6 de Diciembre: Apocalipsis 21: 1-5

Martes 7 de Diciembre: Juan 19: 25-27

Miércoles 8 de Diciembre: Isaías 61: 10-11

Homilía

Magnificat

Después de la homilía, todos se ponen de pie para el canto del Magnificat o Canto de María. Los libros Católicos de cánticos litúrgicos proveen varias versiones musicales de este himno.

Peticiones

Las peticiones pueden incluir algunas de las siguientes intercesiones:

Por la Iglesia

Por la Arquidiócesis de Chicago

Por el mundo y todas las naciones

Por la paz, especialmente en el Medio Oriente

Por los pobres y marginados

Por los que sufren mental o físicamente

Por los difuntos

Padre Nuestro

Bendición

Después del Padre Nuestro, quien preside va al altar, hace una genuflexión, luego se arrodilla mientras se canta el Tantum Ergo o un himno apropiado.

Quien preside incensa al Satísimo Sacramento. Luego se pone de pie y dice la siguiente oración:

Oremos: Señor nuestro,

delante de este gran Sacramento estamos en la presencia de Jesucristo,

tu Hijo, nacido de la Virgen María y crucificado por nuestra

salvación; al declarar nuestra fe en esta fuente de amor y misericordia,

concédenos que bebamos de ella el agua de la vida eterna.

Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Después de la oración quien preside se pone el palio, hace una genuflexión y toma la custodia haciendo la señal de la cruz en silencio sobre la asamblea. Luego pone la custodia sobre el altar y se arrodilla para rezar las preces divinas.

Preces Divinas

La congregación repite cada pres después del sacerdote:

Bendito sea Dios

Bendito sea su Santo Nombre

Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre

Bendito sea el nombre de Jesús

Bendito sea su sacratísimo corazón

Bendita sea su preciosísima sangre

Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar

Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito

Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima

Bendita sea su Inmaculada Concepción

Bendita sea su gloriosa ascención

Bendito sea el nombre de María, Virgen y Madre

Bendito sea San José, su castísimo esposo

Bendito sea Dios en sus ángeles y en sus santos

Quien preside se pone ahora de pie, toma el Santísimo Sacramento y lo lleva al tabernáculo.

Canto / Himno Final

 

Return to Top

 

 

 

 

 

 

 

Error processing SSI file