Archdiocese of Chicago
www.archchicago.org Locators:  Parishes | Elementary Schools | High Schools
:: Comunicados de Prensa

Declaración colectiva de parte de los Obispos Gustavo Garcia-Siller y Joseph N. Perry,
del Padre Claudio Díaz Jr., Director, Oficina para Católicos Hispanos, la Hermana Anita Baird, DHM, Directora, Oficina para la Justicia Racial, y la Sra. Sheila Adams, Directora, Oficina para Católicos Afro-Americanos
AFROAMERICANOS Y HISPANOS BUSCAN EN CONSTRUIR PUENTES DE ENTENDIMIENTO

10 DE JUNIO DE 2005

El entendimiento y la sensibilidad cultural de ahora en día aun no a madurado lo suficiente para poder unir la diversidad de grupos étnicos y raciales en nuestra sociedad, por esto, nos preocupa cuando se hacen el tipo de declaraciones como la que hizo el Presidente Mexicano, Vicente Fox Quesada , durante su d iscurso, el 13 de mayo, en donde dijo que los inmigrantes mexicanos realizaban en Estados Unidos trabajos que "ni siquiera los negros querían hacer", ya que este tipo de declaración lo que llega lograr es que el abismo que ya existe entre estos dos grupos sea aun mas grande. Aun más, lo que este tipo de declaraciones logra hacer es que sea más difícil lidiar con los temores raciales, y a la vez llega a promover y mantener en la conciencia publica los estereotipos raciales y étnicos atribuidos al pueblo inmigrante y pobre como los causantes de la crisis laboral en que se encuentra este país.

Históricamente, la comunidad Afro-Americana en los Estados Unidos posea una larga lucha civil enfocada en la justicia y en contra de la discriminación laboral en el aspecto de condiciones de trabajo favorables, salarios justos, y en la distribución de beneficios laborales. Otra realidad, en el ámbito laboral, que es muy similar a la del pueblo Afro-Americano es la del pueblo inmigrante Mexicano, en donde muy a menudo también es victima de la explotación en muchos aspectos laborales o jornaleros. Hasta un conocimiento rudimentario de la historia le permite a uno ver el parecido entre estos dos pueblos de este país, el Afro-Americano y el México-Inmigrante, lo cual puede servir como fuente de unidad.

Nosotros somos de la creencia de que los lideres políticos, cívicos, y religiosos deberían utilizar la gran influencia que poseen para motivar la aceptación y la cooperación entre los diversos grupos para poder reducir el prejuicio, y les hacemos un llamado a nuestros lideres de que utilicen sus foros públicos para crear entendimiento y motivar un dialogo sincero y serio que sea edificante en lugar de destructivo para los pueblos.

Estamos firmes en la creencia que la más grande ventaja de cualquier país es su gente y por lo tanto cualquier declaración prejuiciosa de cualquier grupo desecha muy fácilmente la verdad y contribución positiva que tal grupo da a sus comunidades vecinas.

Por tal razón, La Oficina para la Justicia Racial esta comprometida a trabajar en conjunto con las Oficinas para Católicos Afro-Americanos e Hispanos y con todos los ministerios que apoyan y a la misma vez facilitan un dialogo continuo entre estas dos comunidades y un entendimiento entre Afro-Americanos e Hispanos creando oportunidades de convivió en fe y cultura, mientras dando énfasis a las fuerzas positivas de cultura y diversidad racial, con la esperanza de continuar la lucha común para una justicia económica y racial.