Archdiocese of Chicago
www.archchicago.org Locators:  Parishes | Elementary Schools | High Schools
:: Comunicados de Prensa

La Campaña Católica para el Desarrollo Humano otorgó fondos a veintidós organizaciones
El Cardenal George anuncia importantes fondos para la Iniciativa de Inmigración de los Obispos

CHICAGO (19 de septiembre de 2005) Cientos de personas representando a 22 grupos que trabajan contra la pobreza y por la justicia social en Chicago y las personas a las que sirven recibirán cheques por un total de $464,000 dólares del Cardenal Francis George, O.M.I., Arzobispo de Chicago y de la Campaña Católica para el Desarrollo Humano durante la ceremonia que tendrá lugar el jueves 22 de septiembre a las 5:30 en el Salón St. Vincent de Caridades Católicas en el 721 N. LaSalle St., Chicago.

Grupos que luchan contra la discriminación, que educan inmigrantes, movilizan personas de todas los credos para apoyar los derechos de los trabajadores, capacitan y desarrollan líderes comunitarios, que abogan por vivienda asequible y proporcionan capacitación para los negocios y oportunidades de trabajo para los pobres recibirán cheques que van de los $15,000 (la beca promedio) hasta los $35,000 (la cantidad más grande para una beca a nivel nacional). Cuatro grupos que se dedican a la creación de empleos recibirán becas de desarrollo económico por un total de $60,000.

La Campaña Católica para el Desarrollo Humano (CCHD por sus siglas en inglés), apoya totalmente la preocupación que tienen los obispos católicos de E.U. por los inmigrantes y ha comprometido $885,000 en fondos especiales de la Campaña para el Desarrollo Humano (fondos recaudados específicamente para esta problemática) para que se distribuyan durante tres años para apoyar actividades que mejoren la difícil situación de los inmigrantes indocumentados.

Durante la reunión, dos familias inmigrantes que han recibido servicios de dos grupos que recibieron beca, la Illinois Coalition for Immigrant and Refugee Rights (Coalición de Illinois por los Derechos de los Refugiados y los Inmigrantes) y la Chicago Worker’s Collaborative (Colectivo de Trabajadores de Chicago), compartirán sus historias sobre el impacto que tiene el estatus de inmigrante indocumentado en la vida familiar y las prácticas de trabajo.

Fueron estas y muchas otras historias similares las que hicieron que los obispos de Estados Unidos lanzaran en junio su campaña Justicia para los inmigrantes: Juntos en el camino de la esperanza. En ella sugieren una propuesta de tres facetas para mejorar la vida de los inmigrantes la cual incluye la educación de los católicos acerca de los beneficios que trae consigo la inmigración y los beneficios que aportan los inmigrantes a nuestra nación, abogar por reformas legislativas positivas y finalmente un método organizado para dar los resultados vía las redes católicas.

“Durante los pasados seis años las becas que ha otorgado la CCHD han apoyado proyectos de autoayuda centrados en asuntos de inmigración en la arquidiócesis y en el Estado de Illinois", señala la directora de la CCHD arquidiocesana, Elena Segura. “Estoy muy contenta de enlazar la distribución de las becas locales y nacionales de la CCHD con la campaña de los obispos para la reforma migratoria porque ambas representan los mejores esfuerzos que realiza la Iglesia para cumplir el mandato evangélico de amar y servir" dijo Segura.

El Cardenal George se ha unido a sus colegas obispos para abogar por cambios en las políticas migratorias de E.U. como una extensión necesaria del respeto que tiene la Iglesia por la vida y la dignidad de todas las personas.

“Pedimos una reforma migratoria”, dijo el Cardenal, “porque cada día en nuestras parroquias, en las agencias de servicios, en los centros de salud y en las escuelas, somos testigos de las consecuencias humanas que tiene un sistema inadecuado. Creemos que los cambios positivos del sistema de inmigración legal para que se regule mejor y se trate de manera más justa a las personas ayudarán a poner fin a la separación de las familias y a la explotación de los inmigrantes indocumentados, especialmente en el campo laboral.

Los recursos financieros de la CCHD provienen de una colecta anual que se realiza en noviembre en todas las parroquias de E.U. Una porción de ese dinero colectado en las diócesis locales se asigna para ser distribuido en forma de becas locales. Este año, las becas locales de Chicago sumaron un total de $175,000. El resto de los fondos manejados por la Campaña Católica para el Desarrollo Humano

es distribuido por la oficina nacional de la campaña del mismo nombre en Washington, D.C. en la modalidad de becas nacionales y de desarrollo económico. Este año, siete grupos de Chicago recibieron un total de $209,000 provenientes de becas nacionales.