Archdiocese of Chicago
www.archchicago.org Locators:  Parishes | Elementary Schools | High Schools
:: Comunicados de Prensa

COMUNICADO DEL CANCILLER JIMMY LAGO
ARQUIDIÓCESIS DE CHICAGO
ASUNTO: Conclusión del Proceso Canónico para once sacerdotes

26 de Septiembre de 2005

Hace dos años, el Arzobispo de Chicago, Cardenal Francis George, envió a la Santa Sede los casos de catorce sacerdotes que habían sido retirados del ministerio público debido a acusaciones de conducta sexual inapropiada con menores de edad. Todas las acusaciones fueron reportadas a las autoridades civiles y cuando hubo necesidad de retirar a los sacerdotes las parroquias fueron notificadas. La Santa Sede acordó revisar los casos, aún cuando la actividad caía fuera de los estatutos de limitaciones en Derecho Canónico.

El año pasado, la Santa Sede revisó y confirmó la aceptación que dio el Cardenal George al consejo de la Junta Independiente de Revisión de Aptitud Profesional de la Arquidiócesis de Chicago de que existía razones para sospechar que había tenido lugar la conducta sexual inapropiada. Basándose en el Derecho Canónico, la Santa Sede autorizó al Cardenal George que resolviera los casos de manera local en la Arquidiócesis e instruyó al Cardenal George sobre cómo proceder en cada uno de ellos. Uno de los sacerdotes murió por lo que en su caso, no se puede tomar mayor acción. Once casos se decidieron de manera administrativa y dos a través de juicios canónicos. Los juicios aún están pendientes, sin embargo, los once casos restantes se resolvieron imponiendo penas canónicas específicas o utilizando remedios administrativos de acuerdo al derecho canónico. Para tomar sus determinaciones, el Cardenal George revisó todo el material reunido en cada caso, escuchó las opiniones de los defensores de los sacerdotes y pidió consejo tanto de sus propios consejeros canónicos como de otros asesores que son abogados canónicos, independientes de la arquidiócesis. En cada uno de los once casos, el Cardenal George ha determinado, de acuerdo a la información presentada, que la conducta sexual inapropiada ocurrió. Como resultado, el Cardenal George ha prohibido a cada uno de los sacerdotes participar en cualquier ministerio público, presentarse como sacerdotes o actuar como agentes de la Arquidiócesis de Chicago. Con estas acciones se sostienen los compromisos hechos por los obispos en Dallas en el año 2002, plasmados en la Carta de Estatutos para la Protección de los Niños y Jóvenes, los cuales fueron posteriormente implementados aquí en la arquidiócesis tanto en el desarrollo de políticas como en la práctica.

De acuerdo a nuestras políticas y procedimientos, las víctimas y las comunidades parroquiales afectadas serán informadas de la resolución de los casos.